el caballero de la armadura oxidada

Resumen: El caballero de la armadura oxidada


El caballero de la armadura oxidada, es una bella historia que nos hace reflexionar de cómo por no conocernos a nosotros mismos, llevamos a lo largo de nuestra vida una armadura de lo que creemos que somos ocultando lo que realmente somos.

Cuenta la historia de un prestigioso caballero, bueno, generoso y amoroso que se preocupa por su reino, por vencer dragones y rescatar damiselas en apuros pero que olvida lo que es realmente importante. El caballero tenía una hermosa familia, Julieta su esposa y Cristóbal su hijo, quienes lo amaban con devoción, sin embargo el caballero no compartía tiempo con ellos por estar demasiado ocupado con las batallas o admirando su armadura, la cual usaba por largos periodos de tiempo.

Un día su esposa le demanda que les dedique más tiempo, ya que Cristobal y ella le extrañan. Atendiendo a las palabras de Julieta, el caballero intenta quitarse la armadura, sin embargo, ya no puede conseguirlo. La armadura ya era una con él, ni los herreros más fuetes del reino lograban ayudarlo. Sólo alguien del pueblo logra darle una esperanza y le aconseja que vaya al bosque a busca de Merlin.



Cuando el caballero finalmente encuentra a Merlin, éste le da grandes enseñanzas, le muestra como todos pasamos gran parte de nuestra vida con una armadura puesta ocultando lo que realmente somos al mundo, tratando de demostrar al mundo que somos buenos y buscando la aprobación en los demás  

SelenePerenne te recomienda “10 pasos para aprender a amarse a uno mismo”

Luego, Merlin lo guía y le indica que para deshacerse de la armadura debe transitar por el sendero de la verdad, donde podrá conocerse a sí mismo y llegar a la cima de la verdad. En este sendero se encontrara diferentes pruebas en tres castillos, las cuales deberá superar para conseguir encontrar la verdad de su vida, para aprender a amarse a sí mismo y aceptarse como es, y en esa aceptación ver lo maravilloso que es y ser feliz por el simplemente hecho de ser.

 

El castillo del silencio

En el primer castillo, correspondiente al castillo silencio el caballero aprendió el valor de escuchar a los demás y de escucharse a sí mismo, aprendió que si no aprende a guardar silencio no va a dar espacio para que las otras personas puedan expresar realmente lo que sienten, y tampoco va dejar espacio para escuchar su verdadero yo.

Permanecer en silencio, no se trata simplemente de no hablar, se trata de dejar salir todo lo que llevas dentro de ti. Es uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos las personas durante nuestra vida.

Cuando el caballero finalmente se rinde ante el silencio, pudó aceptar abiertamente que siempre había tenido miedo a la soledad y por esto desde muy pequeño se había acostumbrado a hablar consigo mismo sin parar, lo que ocasionó que siendo ya un adulto no permitía a las otras personas hablar porque él hablaba todo el tiempo y tampoco se permitía escucharse a sí mismo.

Logró, además darse cuenta que por no escucharse no sabía quién era, no sabía que quería en su vida, y tampoco había valorado nunca las palabras de los demás. Cuando se rindió ante estas revelaciones, las lagrimas que emanaron de su rostro empezaron a oxidar la armadura y así las primeras partes empezaron a caer.

El castillo del conocimiento

El castillo de conocimiento le iba mostrando una serie de preguntas profundas sobre su propio ser. El caballero debía contestar cada una de las preguntas y a medida que contestaba el castillo se empezaba iluminando. Ya que el conocimiento es la luz que ilumina el todo.

El castillo del conocimiento le dio la oportunidad al caballero de evaluarse a sí mismo, de darse cuenta en que cosas estaba fallando y de dejar de culpar a los demás por sus propias fallas. Le sirvió de espejo para ver la realidad de su alma y el entendimiento para aceptar lo que nunca había querido aceptar.

Pudo comprender que la raíz de casi todos sus problemas, es que no había podido brindarle el amor que merecían su esposa y su hijo porque él tampoco sabía cómo amarse a sí mismo. Que había necesitado más de ellos de lo que realmente los había amado, y que nunca iba a poder amarlos hasta que no se amara a sí mismo.

En este castillo también aprendió sobre engaño de “la ambición”, como los humanos nos pasamos la vida tratando de ser mejores de lo que somos, porque valoramos el hecho de ser humanos, de tener un corazón y de poder utilizarlo.

SelenePerenne te recomienda “El vacío interior”

Gracias a esto, el caballero pudo entender como los árboles y los animales eran felices simplemente por ser árboles y por ser animales, pero nunca había visto a una persona que fuera feliz por el simple hecho de ser una persona. Entendió que no necesita ser más de lo que es, no necesita ser mejor de lo que es, solo necesita actuar desde su verdadero yo, que ya es hermoso, inocente y verdadero.

Que muchas veces por tratar de ser lo que no somos porque nos parece lo natural olvidamos el hecho de simplemente disfrutar del ser, de simplemente ser felices de ser.



El castillo de la voluntad y la osadía

El último reto del caballero era superar la prueba que lo esperaba en el castillo de la voluntad y la osadía, en la entrada del castillo lo aguardaba el gran dragón de la duda y el miedo. Cuando el caballero llego a la entrada del castillo se sintió aterrado al ver este gran dragón, ya que no era como ninguno de los dragones que había combatido antes.

Para vencer el dragón debía confía en sí mismo y en el conocimiento que tenía sobre sí. Debía confiar en lo que era y debía soltar su necesidad de aprobación.

Cuando el caballero confió en sí mismo y además se dio cuenta de que el miedo y la duda eran tan sólo una ilusión, que nuestra mente crea para quitarnos nuestro valor, pudo derrotar al dragón, ya que entendió que era su mente la que le daba el poder al dragón de derrotarlo. Luego de derrotar el dragón su armadura cayó por completo.

La cima de la verdad

Luego de superar las pruebas encontradas en cada uno de los castillos, el caballero debía superar otra prueba para conseguir su objetivo “llegar a la cima de la verdad”.

La prueba consistía en dejarse caer al vacío para poder ascender. Era una prueba bastante compleja porque debía soltar todo en lo que siempre había creído, todo lo que le daba seguridad en su vida, debía soltar todo su pasado, todos sus recuerdos, todas su creencias, debía soltar todos los juicios y darse cuenta que el único responsable de su vida era el mismo.

Cuando acepto  que el único responsable de lo que pasará en su vida era el mismo, finalmente se soltó al vacío y confió en el universo, confió en que todo iba a salir bien. Luego de soltarse y empezar  a caer una fuerza más grande que el empezó a levantarlo y ascender hasta llegar a la cima de la verdad.

El caballero comprendió que al soltar todo su pasado y sus miedos, y al aceptar la responsabilidad por su vida, estaba totalmente abierto a las nuevas experiencias que la vida le podía regalara, abrio su corazón a un nuevo mundo y por fin después de mucho tiempo estaba viviendo a plenitud, disfrutando y siendo feliz solo por el hecho de estar vivo.

 

Soy una apasionada del arte, la pintura, la escritura, la inteligencia emocional y el entendimiento de las cosas. He aprendido con el pasar de los años y con la sabiduría que me ha regalado el universo y los libros, que todos hacemos parte del todo y que lo único realmente importante es el presente, porque nuestro futuro es simplemente una ilusión y nuestro pasado jamás volverá. Espero que les gusten mis escritos y que haga clic en sus vidas.

También podría interesarte

Ágil mente

Los Cuatro Acuerdos Resumen

LEAVE A COMMENT

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 3.180 suscriptores

Selene Perenne en Facebook

We love #WonderWoman #Ligadelajusticia #JusticeLeague https://t.co/d8BjRagXFN

I added a video to a @YouTube playlist https://t.co/L9cdT71YOA ¿Qué es SCRUM?

Síguenos

Sigue a Selene Perenne en las redes solciales