¡Reconocerte!

A veces es tan complejo reconocernos a nosotros mismos, admirarnos y felicitarnos por nuestros logros. Ni las grandes ni las pequeñas metas las vemos como algo maravilloso, quizás los grandes logros si los vemos un poco más, dado el esfuerzo que conllevaron y el tiempo invertido, sin embargo, ni siquiera las celebramos como se merecen.

Deberíamos quizás cada día mirarnos al espejo y decirnos, ¡Ey, lo estás haciendo muy bien!, ¡felicitaciones! ¡Ey, sos un tes@, te mereces esto y mucho más!, pero nos cuesta, nos cuesta mucho decirnos palabras lindas, admirarnos y felicitarnos.

Hay un cierto grado de pena en nuestro interior, un cierto grado de incomodidad al ver que estamos consiguiendo cosas que otros no, y olvidamos que todos tenemos las mismas capacidades y que todos podemos llegar tan lejos como queramos y que quizás si esa otra persona no lo ha logrado ha sido porque simplemente no es su aprendizaje, no es su destino o no es lo que quiere para su vida.

Selene Perenne te recomienda”El vacío interior”

Olvidamos que realmente no vale la pena frenar nuestra felicitación, nuestra emoción, que no es justo cohibirnos, que si hemos luchado por llegar a donde estamos es porque nos lo merecemos y por tanto merecemos celebrarlo y festejarlo con todas las de ley, que merecemos darnos picos, abrazos, auto regalarnos algo que nos guste mucho, gritar a los cuatro vientos que lo hemos logrado, porque realmente hemos llegado a ese lugar por el cual tanto tiempo hemos luchado y al que hace rato estábamos buscando llegar.

Nos han grabado muy fuerte en nuestra cabecita o cabezota que es nuestra obligación hacer las cosas bien, desde pequeños cuando preguntábamos por qué no se nos daba un detalle para celebrar que habíamos ganado el año con notas muy buenas y sentíamos que lo merecíamos, nos decían que no había regalo porque era nuestro deber y obligación ganar el año y que nuestra responsabilidad era sacar buenas notas.

Selene Perenne te recomienda “Atacarnos a nosotros mismos a través de los otros”

Esa enseñanza y muchas otras enseñanzas se nos quedaron muy bien grabadas en el inconsciente, tan bien grabadas que cuando hacemos algo realmente bueno, cuando sacamos proyectos adelante de esos que te sacan sudor y lágrimas, de esos que trasnochas y le metes la ficha, muchas veces ni te los celebras o lo máximo que reconoces es un “buen trabajo”, porque en tu interior todavía está ese pensamiento, ese bichito que te dice “recuerda que es tu obligación, tu responsabilidad, no hay nada que celebrar, simplemente era lo que tenías que hacer” y te olvidas de ti, te olvidas de verte, de mirarte, de saber que realmente eso que hiciste es maravilloso y que, en realidad no tenías la obligación de hacerlo, y así lo hubiera podido hacer otra persona lo hiciste tú, es tu logro y por tanto merece ser reconocido.

Mereces ser reconocido

Mereces ser reconocido y no específicamente por la sociedad, mereces ser reconocido por ti mismo, te mereces auto admirar, mereces felicitarte, mimarte y mereces todos los regalos del mundo.

Sobre todo esas cosas que has hecho buscando tu propio bienestar, esos logros que nadie más sabe lo duro que ha sido, nadie más que sabe las lágrimas que has derramado antes de dormir, las dudas que has tenido, lo débil que te has sentido, nadie más que sabe toda la fuerza interna que has tenido que sacar para lograrlo y todo lo que has tenido que superar, transformar y soltar, por eso no necesitas el reconocimiento de los demás aunque no está de más, pero ¿de que te vale que otros te feliciten si la persona más importante no lo hace? .

Muchas veces otras personas lo ven y lo reconocen e incluso nos dicen palabras hermosas de esas que llegan al corazón, pero mientras no te lo creas esas palabras se van a quedar en la superficie.

Solo tú sabes todo lo que has luchado para sentirte mejor, para buscar tu bienestar, para estar donde estas, es tu aprobación y tu reconocimiento el que se necesita, el que tu niñ@, tu adolescente interno están buscando y el que tu alma está esperando que por fin veas.

Selene Perenne te recomienda “Estar con uno mismo”

¿Qué nos está enseñando Pachamama?

Pachamama nos está dando una gran lección de humildad, respeto y tolerancia. Nos está sacudiendo el mundo y mostrando que Read more

Atacarnos a nosotros mismos a través de los otros

Por extraño que parezca, cuando otra persona te está atacando seguramente eres tú mismo el que se está atacando y Read more

Cómo te puede afectar el perfeccionismo
perfeccionismo

Varias veces había escuchado esa expresión pero nunca había hecho conciencia de la misma, y creo que la principal diferencia Read more

No Comments
Leave a Reply

error: Content is protected !!