Miedo a perder la persona amada

En cualquier momento de una relación es importante no caer en el error de sentir miedo a perder a la persona amada, ya sea, cuando la relación está iniciando y las mariposas brotan por nuestros ojos llenando todo de magia o cuando ya llevamos varios años compartiendo con esa persona y nos hemos acostumbrado a su compañía. El miedo a perder la persona amada, se ha vuelto muy natural en nuestros tiempos y esto sucede porque es lo que nos ha enseñado en la televisión, en las películas de amor y en la sociedad en general, nos han mostrado el amor como un drama en el que debes hacer todo lo posible por conservar a la persona amada aunque la relación no sea buena para ti.

Incluso, cuando tienes una relación sana debes mantener presente que la relación en cualquier momento se puede acabar porque de lo contrario caerás en los celos, en la posesión y perderás la alegría de tener un amor libre.

¿Y por qué es un error tener miedo a perder?

Porque aunque lo ames o la ames con todas tus fuerzas y quieras estar con esa persona durante mucho tiempo, si el miedo te invade, tu capacidad de pensar, de razonar y de tomar decisiones acertadas empezará a decaer.

Todo empieza con un simple “no voy a salir con mis amig@s para que no se disguste” y finalmente terminas consultándole cada cosa de tu vida; con quién puedes hablar, con quién puedes salir, si tus sueños son apropiados, si tu trabajo le parece adecuado, si tus compañeros de trabajo le caen bien; y todo simplemente por tratar de conservar a esa persona en tu vida, olvidando escuchar a la persona más importante de tu vida, a ti mismo.

Jaime Jaramillo lo ilustra muy bien en su libro “Te amo… pero soy feliz sin ti” donde enuncia: “Nos han programado para que el amor duela, diciéndonos que amar es sufrir y que la pareja es tuya y de nadie más. En nuestra sociedad, el libre albedrío entre parejas no es bien visto; es un abuso de confianza, falta de respeto o un libertinaje. Existe un control, generalmente ejercido por el hombre (machismo), y otras veces por el que tiene mayor poder dentro de la relación, que lleva a distorsionar la realidad, haciendo que en ocasiones se confunda el amor propio con el amor por la pareja, y que por orgullo y necesidad de dominar, se exija que uno de los miembros haga siempre la voluntad del otro.

Es como una maquinaria que nos han metido en el cerebro, donde esta bien visto consultar cada decisión a nuestra pareja, consiguiendo con esto dejar de ser nosotros mismos, para convertirnos en un ente que al final no logramos identificar qué o quién es.

¿Por qué es sano no tener miedo a perder la persona amada?

Porque una relación sana no se basa en el miedo a perder a la otra persona, que al final se traduce en celos, en posesión y en querer dominar al otro para conservar aquello tan preciado que sentimos haber conseguido. Los celos no son más que miedo e inseguridad de no sentir que te amen lo suficiente como para no fijarse en alguien más y es miedo a perder la persona que llevabas tanto tiempo buscando, pero a fin de cuentas es falta de autoestima al creer que no eres lo suficientemente bueno.

SelenePerenne te recomienda “Cómo identificar una relación disfuncional”

Una relación sana se basa en la confianza, en el amor propio y el amor al otro, se basa en la libertad de saber que cada quien tiene la capacidad de decidir qué es lo mejor y de analizar las consecuencias de sus actos. Una relación de amor verdadero se basa en la libertad de saber que la otra persona es independiente, que tiene su vida, sus gustos, sus sueños, sus espacios, sus amigos y tú eres otra persona independiente y completa, pero que ambos se aman y deciden compartir su vida juntos; pero que no son una sola persona, y que no son la media naranja del otro porque nadie es incompleto y nadie está diseñado para completar a otro; son dos personas completas e independientes que son felices de compartir su vida juntos.

[template id=”1701″]

Una relación sana se fundamenta en la confianza en el otro y en siempre trabajar en hacer feliz al otro porque sabes que el otro hará lo mismo por ti, y así los dos están en un camino de hacerse mutuamente felices. Una relación sana, es una relación que se fundamenta en el amor puro que no tiene contrario, que regala paz, seguridad, tranquilidad y mucho amor.

Selene Perenne te recomienda “Amarse a uno mismo”

Entregar nuestra energía vital
jugando

¿Qué es la energía vital? La energía vital es esa fuerza que nos mueve minuto a minuto, es como la Read more

¿Sueño o Hobby?

Empezar nuevos retos, empezar nuevos caminos, sacar energía de donde no la hay para llevar a cabo esos sueños perdidos, Read more

¿Qué nos está enseñando Pachamama?

Pachamama nos está dando una gran lección de humildad, respeto y tolerancia. Nos está sacudiendo el mundo y mostrando que Read more

No Comments
Leave a Reply

error: Content is protected !!