¿Cómo vencer a tu peor enemigo?

Comúnmente escuchamos a las personas decir “debes vencer a tu peor enemigo… a ti mismo”, sin embargo, considero que estamos muy lejos de ser nuestros enemigos, por el contrario si aprendemos a conocernos seremos nuestros mejores amigos y principales aliados.

¿Por qué muchas veces sentimos que somos nuestros enemigos?

Desde pequeños nos enseñaron a ser exigentes con nosotros mismos, a tratar siempre de ser mejores, de luchar por nuestras metas. En este camino de educación, también nos enseñaron a ser compresivos y cordiales con los demás, a entender que todos somos humanos y en ocasiones podemos equivocarnos; por esto, aprendimos a perdonar y a dar segundas oportunidades.

Sin embargo, esta lección no la aprendimos tan bien para con nosotros mismos, ya que somos demasiado duros a la hora de juzgarnos y de autocastigarnos. Cuando cometemos un error la culpa nos invade y se nos torna muy difícil salir de ella.

SelenePerenne te recomienda “10 pasos para aprender a amarse a uno mismo”

Por esto, debemos aprender a medirnos con la misma vara que medimos a los demás, ya que si lo analizamos la misma falla por la cual perdonamos con facilidad a los demás no la perdonamos tan fácil cuando se trata de nosotros mismos. Hay que dejar ir la culpa, hay que perdonarnos, ser más comprensivos con nosotros mismos y así poder seguir adelante y volverlo a intentar.

¿Cómo reconciliarnos con nosotros mismos?

No se trata de vencer el enemigo, se trata de reencontrarnos, de mirar en nuestro interior y analizar nuestros miedos más profundos. Cuando empezamos a mirar nuestros miedos, vemos que uno de nuestros principales temores es el miedo a la soledad, ese miedo que despierta cuando nos quedamos en silencio y sentimos que toda la ansiedad nos agobia y lo único que deseamos es tener  alguien con quién hablar y lograr que el sentimiento se esfume. 

Por eso, escuchamos a muchas personas decir la famosa frase “No me gusta estar sol@” porque nos cuesta mucho sentirnos cómodos en nuestra propia soledad, ya que a través de los años nuestro mejor trabajo ha sido alejarnos de nosotros mismos, volviéndonos unos completos desconocidos.

[template id=”1701″]

Aunque el miedo aparezca hay que darnos espacio para escuchar la soledad, es decir, escuchar nuestro niño interior. Ese niño interior que posiblemente nos está reprochando por algo, tal vez, porque le prometidos que íbamos a luchar por nuestros sueños y le estamos incumpliendo, tal vez, porque dejamos de jugar, de sonreír y nos volvimos demasiado serios y dejamos de darnos tiempo. 

Y aunque en un principio se nos torne un poco incómodo el silencio que nos brinda la soledad, es necesario sentirlo, es necesario dejar entrar el silencio para poder escucharnos y reconciliarnos con nosotros mismos.

El reto no es vencer a tu enemigo porque sería vencerte a ti mismo, sería por tanto matar una parte de ti. El reto es reencontrarte, hacer las paces, reconciliarte y volver a ser uno contigo, volver a sentirte cómodo en tu soledad porque sólo cuando se es capaz de estar bien con uno mismo se puede estar bien con los demás. 

SelenePerenne te recomienda “Inteligencia emocional – Cómo gestionar la tristeza”

Entregar nuestra energía vital
jugando

¿Qué es la energía vital? La energía vital es esa fuerza que nos mueve minuto a minuto, es como la Read more

¿Sueño o Hobby?

Empezar nuevos retos, empezar nuevos caminos, sacar energía de donde no la hay para llevar a cabo esos sueños perdidos, Read more

¿Qué nos está enseñando Pachamama?

Pachamama nos está dando una gran lección de humildad, respeto y tolerancia. Nos está sacudiendo el mundo y mostrando que Read more

No Comments
Leave a Reply

error: Content is protected !!