Cómo te puede afectar el perfeccionismo
perfeccionismo

Existen tantas cosas en la vida que nos afectan sin ni siquiera notarlo, una de esas cosas es el perfeccionismo. Así como muchos no sabemos que hay estrés bueno y estrés malo, hay perfecionismo sano y perfeccionismo no sano. Esa es la parte que normalmente no conocemos y terminamos cayendo en un sinfín de situaciones que afectan nuestra vida.

¿Qué es el perfeccionismo sano?

Varias veces había escuchado esa expresión pero nunca había hecho conciencia de la misma, y creo que la principal diferencia radica en la  dureza con la que mides tus propios logros.

Cuando el perfeccionismo te lleva al punto de que nada te hace sentir conforme, nada te hace sentir satisfecho, que logras algo pequeño o grande y sabes que en el fondo fue algo muy bueno, que recorriste un camino largo para llegar a el y sin embargo no lo reconoces y si además de eso, después de conseguir cualquier logro, piensas para ti mismo “pude haberlo hecho mejor”  “me falta un poco más de esfuerzo”  “aquella persona lo hizo mejor en menos tiempo” claramente estás dentro de un perfeccionismo no sano.

El perfeccionismo sano es el que te permite disfrutar de cada uno de tus logros, te permite reconocerte como una persona poderosa y llena de talentos, te permite reconocer tus triunfos y seguirte exigiendo para cada vez ser mejor y pulir las cosas en las que tal vez estés fallando, pero sin menospreciar lo que has cumplido. Sin opacar los triunfos, permitiendo que tu interior sienta la alegría de todo ese camino recorrido.

¿Cómo lograr un sano perfeccionismo?

Creo que todo parte desde el observador, desde la percepción que le des a cada una de las cosas en tu vida. Si logras mirar con más amor tu logros, y a su vez mirarte con más amor a ti mismo, inmediatamente llegarás a ese perfeccionismo sano que mencionábamos antes.

No sé si la palabra adecuada a utilizar sea perfeccionismo, o si sería aún mejor eliminarla del vocabulario…

Selene Perenne te recomienda “10 pasos para aprender a amarse a uno mismo”

Indiferente del nombre, lo más importante es reconocer que todo parte desde el amor propio, ya que cuando realmente valoras lo que eres y amas lo que eres aquí y ahora, eres capaz de reconocer cada uno de tus logros por pequeños que sean, y no vas a estar siempre buscando ser para poder llegar a ser, sino que sabes que ya eres, y que eres completo, perfecto y entero y que lo que logres simplemente son aprendizajes que se dan dentro de esa vida que vinimos a vivir.

¿Qué tal si cambiamos la auto exigencia y le damos a nuestro juez interno una varilla un poco más delgada?, un vara que nos impulse todo el tiempo a lograr nuestros objetivos sin desfallecer pero que nos permita disfrutarlos cuando los cumplimos, sin sentir que tal vez pudo ser mejor y que cuando no los cumplamos nos trate con un poco más de compasión.

Posiblemente cuando lleguemos a ese momento, estaremos libres de todo perfeccionismo, estaremos libres de toda necesidad de llegar a ser, porque en nuestro interior sentiremos el gozo de ser.

Selene Perenne te recomienda “Amarse a uno mismo”

Entregar nuestra energía vital
jugando

¿Qué es la energía vital? La energía vital es esa fuerza que nos mueve minuto a minuto, es como la Read more

¿Sueño o Hobby?

Empezar nuevos retos, empezar nuevos caminos, sacar energía de donde no la hay para llevar a cabo esos sueños perdidos, Read more

¿Qué nos está enseñando Pachamama?

Pachamama nos está dando una gran lección de humildad, respeto y tolerancia. Nos está sacudiendo el mundo y mostrando que Read more

No Comments
Leave a Reply

error: Content is protected !!